martes, 28 de febrero de 2012

ALEMANES EN LA CULTURA BOLIVIANA


Es un libro publicado en su primera edición, en octubre de 2010, por la Editorial ‘El Aparapita’ en La Paz, ahora tiene una segunda edición, impreso en febrero de 2013; tiene el formato de carta y suma 180 páginas con 27 imágenes de alemanes en Bolivia.
El autor es Elías Blanco Mamani, quien ha logrado reunir información sobre un total de 65 alemanes que marcaron su paso por Bolivia en términos culturales.

La introducción de la obra es la siguiente:




INTRODUCCIÓN

Por Elías Blanco Mamani


Entre los primeros alemanes que llegaron a Bolivia –según datos recogidos por distintos historiadores– se encuentran Juan (Hans) Brunnbecher, nacido en Maguncia en 1495 y Ulrich Schmidl de Straubing, quien arribó en 1536 a las tierras del Río de la Plata, a orillas que corresponderían actualmente al oriente boliviano, acompañando primero a la expedición de Sebastián Caboto cuando atravesó el Chaco alcanzando los contrafuertes andinos.
En aquellos tiempos, un elemento que atrajo a exploradores, aventureros y otros, fueron las riquezas mineras, empezando por el Cerro Rico de Potosí. Aquí llegaron expediciones como el dirigido por el Barón sueco Thimothaeus Nordenflycht (a fines del 1700), una expedición de 32 expertos en minería, de los cuales casi la mitad eran alemanes. “Los alemanes Anton Z. Helms, Johann D. Weber y J. F. Mothes realizaron importantes labores. Los dos primeros introdujeron modernos sistemas de amalgamación, calcinación, fundición y concentración de minerales, obteniendo un gran ahorro de mercurio y de mano de obra, así como logrando elevar la producción argentífera. En tanto que el metalúrgico Helms instaló un laboratorio e instruyó a jóvenes mineros potosinos, legándonos, además, un diario de viaje que incluye descripciones de Potosí y del Litoral que hasta 1879 fuera boliviano”, según anota León E. Bieber.
        En el período de las guerras por la independencia de las naciones latinoamericanas, destaca la figura de Otto Phillipp Braun (1798-1869), militar que luchó junto a Simón Bolívar. Llegó a ostentar el grado de Mariscal, y en su honor el Colegio Alemán de La Paz lleva su nombre; Braun además se desempeñó como Prefecto de varios departamentos y Ministro de Guerra (1835-1839). Otro militar es Hans Kundt, que llegó a Bolivia hacia 1910 para reorganizar el ejército boliviano, y también accedió a ser Ministro de Guerra (1923). Algunos descendientes de alemanes que ocuparon la silla presidencial son: el Coronel Germán Busch Becerra (1937-1939), Enrique Hertzog Garaizabal (1947-1949), Hugo Bánzer Suárez (1971-1978 y 1997-2001) y Alberto Natusch Busch (1979).
        En el área cultural, una de las primeras figuras es Johann Moritz Rugendas (1802-1858), quien con sus retratos aportó a la historia geográfica y humana de varias naciones latinoamericanas, entre ellas Bolivia. Luego emerge el nombre de Ernst Otto Rück (1833-1909), el bibliógrafo y archivero de profesión ingeniero de minas.
        Una primera migración de carácter masivo se dio entre fines del siglo XIX y principios del XX, compuesta por alemanes que se dedicaron principalmente a establecer casas comerciales, importadoras, joyerías y relojerías. Entonces se establecen firmas como Gundlach, Brockman, Freudenthal, Hellmann y Gasser, llegando casi al centenar. Por ese tiempo Alemania se convirtió en el primer suministrador de productos manufacturados de Bolivia. Esta dinámica mercantil generó el establecimiento de relaciones diplomáticas entre ambas naciones en 1902. La dinámica empresarial cobró fuerza, especialmente en el área minera con hombres como Moritz Hochschild, uno de los varones del estaño. Otros instalaron cervecerías, fábricas de embutidos, droguerías, licores, papelerías, moliendas. Aquí surgen nombres o marcas notables como Stege o Schilling con la firma ‘Inti’, o Kyllmann con ‘Hansa’.
        Es notable el trabajo desarrollado por Wilhelm Kyllmann, quien tuvo la iniciativa de gestionar que la colonia alemana donara a Bolivia (en el marco del centenario de su independencia en 1925), un avión ‘Junkers’ F-13 y de esta manera sentar las bases de lo que sería luego el ‘Lloyd Aéreo Boliviano’. Otras acciones como la creación de colegios alemanes en La Paz, Cochabamba, Oruro y Santa Cruz, hicieron que la presencia alemana en el país fuera más trascendente.
        Sin embargo, esta creciente relación alemana-boliviana tuvo sus pausas a raíz de las guerras mundiales (1916-1922 y 1939-1945), que generó listas negras por parte de Estados Unidos en contra de la actividad alemana en el país. En tiempo de la II Guerra Mundial, y producto de la política antisemita impuesta por el gobierno del Tercer Reich, se estima que llegaron a Bolivia alrededor de siete mil alemanes y austriacos entre 1938 y 1941. Entre ellos estuvieron Gert Conitzer, Werner Guttentag y Harry Marcus Hilgers, todos con dotes culturales. Otros destacaron en el deporte como Paul Bender en ajedrez, Eric Simon y Fred Hendel en el esquí, y Werner Schein en el atletismo.
        En tiempos de la posguerra, las relaciones diplomáticas se restablecieron en 1952, y el 22 de octubre de 1954 varias familias alemanas asentadas en el país crearon la Asociación Boliviano-Alemana, entidad que una década después, en 1964, logra el apoyo del Estado alemán para convertirse en el Goethe Institut, inicialmente con sede en la ciudad de La Paz, y así formar parte de la red mundial de promoción cultural germana. Actualmente tiene similares entidades en Santa Cruz, Cochabamba y Sucre.
        Hoy en día la colonia alemana ha crecido de manera sustancial. Según apuntes de la periodista Lupe Cajías, son alemanes o de ascendencia alemana los Kyllmann, los Elsner, los Bauer, los Kafka, los Graus, los von Borries, los Krutzfeld, los Jung, los Weiss, los Back, los Reich, los Kaufmann, los Nellkembaun, los Neumann, los von Berger, los Wender, los Wolf, los Otler, los Lewy, los Brown, los von Vacano, los von Beck, los Wiethüchter, los Wollgast, los Stege, los Echilling, a los que se suman los Geuer, los Conitzer y los Ostermann, entre otros.
        De esa amplia gama de germanos, en esta obra rescatamos los nombres de la gente que aportó de una u otra manera a las diferentes expresiones culturales en Bolivia. Es evidente que este no es un estudio biográfico, tan sólo pretende ser una referencia informativa, a la vez que un reconocimiento a su labor.
       


Ref.- León E. Bieber, “Alemanes en Bolivia. Alemania y Bolivia 1535-1945”, www.la-paz.diplo.de (agosto 2010); A. Crespo Rodas, Alemanes en Bolivia, LP, 1978; Lupe Cajías, “Los alemanes en Bolivia”, Hoy, LP, 19.08.1990, 4; M. Gabriel Hollweg, Alemanes en el Oriente Boliviano. 1535-1945, 1997; Antonio Mitre, Los hilos de la memoria. Ascensión y crisis de las casas comerciales alemanas en Bolivia, 1996; La Razón, “Goethe, 50 años…”, LP, 13.10.2004, A24


INDICE DE LA SEGUNDA EDICION
ALEMANES EN LA CULTURA BOLIVIANA




                         
INTRODUCCIÓN

Referencias - Bibliografía consultada



AHLFELD WOLLMER, Friedrich Adolf Ernst

ARNADE, Charles Wolfgang

BACH, Moritz

BAUER STIMMANN, Ingrid

BAUER, Christina

BLINDHUBER, Hans

BÖESL, Antón Eduard

BRAUN, Otto Felipe

BRINKMANN, Ralf

BUCK KOEHLER, Fritz

CONITZER STRUCK, Gert

DÜMCHEN, Dagmar

EHRENREICH, Paul

ERTEL GRAETZEL, Hans

FALB, Rodolfo

FEUSTEL, Guenter

FISHERMAN, Bernd

FUSS HAAS, Max

GERSTMANN, Robert

GEUER STRINGA, María Sunniva

GRECU, Eleonore

GRETHER, Hans

GUTTENTAG TICHAUER, Werner

HAENKE, Thaddaeus Xaverius Preregrinus

HERTZOG, Theodor

HILGERS, Harry Marcus

HOEK, Henry

HOLZMANN, Günter

KLUGE, Hans

KOPP, Adalberto J.

KREFT, Heinrich

KRONEBERG, Eckart

KRONPASS, María Inmolata

KUDRASS, Wolfgang

LANGE, Franz Curt

LEIN, Johannes

MIDDENDORF, Ernst Wilhem

MONHEIM, Félix

MOTZ, Günther C.

NEUENHOFER ERDTELT, José María

PAUSEWANG, Gudrun (Gudrun Wilcke)

PLESS, Werner

POSNANSKY, Arthur

RANKE, Reinhard

REXIN, Horst Gehrt

RIESTER, Jürgen

ROSING, Ina

RÜCK, Ernst Otto

RUGENDAS, Johann Moritz

SCHAUER, Philipp

SCHMIDT, Karin

SCHNEID, Elsa de

SCHULCZEWESKI, Ramón

SCHUMANN, Dagmar

SCHWAB, Federico

SIEVERTS, Thomas

STEINMANN, Gustavo

STEINMEYER, Christina

STRECKER, Matthias

TRIMBORN, Hermann

TROLL, Carl

UHLE LORENZ, Friedrich Maximiliano

WESNER, Ulla

WIENER, Guillermo

ZÜRCHER, Heide



Apuntes sobre bolivianos en Alemania






La Paz, Bolivia, febrero de 2013

3 comentarios:

  1. Hola mi nombre es ERNESTO BANZER RODRIGUEZ y me gustaria saber si me pueden ayudar a conseguir informacion historica sobre mi familia

    ResponderEliminar
  2. Hola hermano Elias, como o donde encuentro el libro, me interesa porque estoy buscando rasgos del Aleman Martin Franz, quien fuera propietario de la Hacienda Isla Pariti, lago menir del Titikaka, hasta despues de la Reforma Agraria de 1953. Ageadecere su cooperacion. Atte Isaac Callizaya cel 71945180

    ResponderEliminar
  3. Hola hermano Elias, como o donde encuentro el libro, me interesa porque estoy buscando rasgos del Aleman Martin Franz, quien fuera propietario de la Hacienda Isla Pariti, lago menir del Titikaka, hasta despues de la Reforma Agraria de 1953. Ageadecere su cooperacion. Atte Isaac Callizaya cel 71945180

    ResponderEliminar